ORIGEN: Alemania.

UTILIZACIÓN: Perro de trabajo, pastoreo y servicio versátil.

El perro de pastor alemán, cuya crianza planificada se inició en el año 1899, fue creado tomando como base las especies de los perros de pastor existentes en aquellos tiempos en Alemania Central y Alemania Meridional, con el propósito fundamental de desarrollar un perro de trabajo apto para altos rendimientos. Para lograr esta meta se estableció el estándar de la raza del perro de pastor alemán, que se refiere tanto a su estructura corporal como también a sus características raciales y temperamento.

El perro de pastor alemán es de estatura mediana, ligeramente alargado, fuerte y de buena musculatura, de huesos secos y estructura general firme.

El perro de pastor alemán es equilibrado, de nervios firmes, seguro de sí mismo, absolutamente sereno (excepto en una situación irritante o excitante), noble, atento y dócil, y debe poseer espíritu de lucha y firmeza de carácter, para ser apto como perro de compañía, de guarda y de protección.

El Pastor Alemán es una raza que puede desarrollar múltiples funciones protección, pastoreo, perro guía, compañía. Una raza muy leal, protectora de su familia y de los niños, un excelente amigo para disfrutar. Es una raza que debe ejercitarse con un paseo diario, con lo cual ayudará a formar un vínculo inseparable con el amo.

 

Mayor información sobre el estándar de la raza en:

http://www.fci.be/es/nomenclature/PASTOR-ALEMAN-166.html

 

Share This